crecemos jugando

Muchas familias y profesionales todavía no disfrutan la psicomotricidad relacional por no entenderla muy bien. Eso de jugar puede ser muy ambiguo y la verdad es que, muchas veces, es complicado ponerle palabras sencillas al mundo tan grande que engloba. Por eso, uno de nuestros objetivos es acercar la psicomotricidad relacional con nuestro blog a cuantos más, mejor. Los mayores beneficios de la psico relacional son para el niño, para la familia y para el colegio; los pilares fundamentales sobre los que se sostienen los primeros años de vida.

Por ahora sólo trabajamos con niños como tus hijos, tus sobrinos o tus alumnos. Niños que necesitan moverse y relacionarse con los otros para crecer sin patologías de crecimiento que requieran una terapia específica. Igualmente, si lo necesitas, contamos con profesionales que puedan realizar terapia psicomotriz. Solo tienes que consultarnos

Conductas que no son bien vistas socialmente en los niños como el exceso de movimiento, la agresividad, los mordiscos, los celos a los hermanos, las conductas disruptivas en el aula, las dificultades de separación con los padres y de adaptación, los problemas para dejar el pañal, alimentación, sueño, dificultades en la lecto-escritura, en los procesos lógico-matemáticos, etc., pueden ser reorganizadas y gestionadas en la sala de psicomotricidad. No hacemos magia, pero sí damos al niño el tiempo y la confianza que necesita para desarrollar su potencial. Podríamos ser la antítesis del efecto Pigmalión,  los ojos que miran al niño sin juicios, abriéndonos a aprender de él y ser para él, en la manera que cada uno nos necesita. A la sala no solamente van a jugar los niños. Hacemos una trabajo interdisciplinar con las familias que incluye un reunión inicial, reuniones periódicas, nos relacionamos con el centro educativo para enriquecer nuestro trabajo y analizamos cada sesión para reflejar la evolución del niño/a dentro del grupo.

Consúltanos para conocer qué grupos hay abiertos, intentaremos adaptarnos lo mejor posible a vuestras rutinas. Sesiones semanales, sesiones sueltas, talleres, seminarios de formación... Pregúntanos sin compromiso o ven a conocernos.

¿quién hay ahí detrás?

Sequence 0220 copy.jpg

Soy Nuria Pérez, Especialista en Primera Infancia, educadora de masaje infantil y, ante todo, PSICOMOTRICISTA. Con el aliento de grandes profesionales y un gran equipo humano- técnicológico, este proyecto es una locura para algunos y una bella aventura para otros muchos.

Desde que tuve mi primer contacto con niños, tuve claro que hacía falta un cambio en la mirada del adulto. Tenía que existir otra manera de hacer las cosas. No concebía que prácticas antiguas y obsoletas estuvieran todavía vigentes en nuestras aulas. Entonces descubrí la psicomotricidad y me enamoré perdidamente. Entendí que una oposición no era mi camino, ni tampoco el trabajo de tutorización de aula. Algo dentro de mí me ha llevado siempre más allá. Siempre me han dicho que tengo algo especial, la esencia vital que los niños saben conectar con la suya propia. Pero no es magia. La psicomotricidad, la psicología, la pedagogía y todas las áreas de conocimiento que la componen me han ayudado a conocer a los niños para intentar comprenderlos y acompañarles. Un gran trabajo personal propio y muchas horas de esfuerzo y dedicación definen mi profesión, mi pasión, mi vocación y mi filosofía de vida. Un bello camino que  parte de mí misma, pasando cada día por los niños, familias y profesionales hasta llegar al mismo Bernard Aucouturier, maestro de maestros, de quien hoy camino más cerca que nunca.

Si quieres conocerme, saber más de mí o de La Sala, hacerme alguna propuesta o alguna aportación, no dudes en contactarme. ¡Estaré encantada!