Cómo entender eso de la Educación Vivenciada y la Psicomotricidad

Slow life, slow food... ¡Slow Play! Y no nos referimos a engañar a tus adversarios en una partida de póker, ni a pasarte 5 horas jugando al golf. Te hablamos de jugar, de tus niños, y de la educación vivenciada.

Educación Vivenciada, ¿eso existe? Abre tu mente.

¡Y tanto! Una pedagogía del descubrimiento en la que las situaciones son planteadas por los niños mediante su juego y acción espontánea. Podríamos relacionarla también con las propuestas Pikler y Montessori, con el plus del cuerpo. Permite al niño formar estructuras de pensamiento a través de la vivencia de la acción para poder adaptarse continuamente a cualquier situación. Experimentar en el propio cuerpo para poder construir una base sólida de aprendizaje.

Raro, abstracto y fácil dicen algunos...

No, no lo es. Ya sabes que sin emoción no hay aprendizaje, y que cuando descubrimos por nosotros mismos nunca olvidamos lo que aprendemos. Esto quiere decir que, a veces, es necesario esperar (¡ay, el slow play!). Es una adaptación continua para con el niño que parte desde el respeto y la confianza en las capacidades de cada persona. Aceptar lo que viene de cada niño, escuchar y observar sin juzgar. Que cada niño juegue a lo que necesita, slowly, a su ritmo, en su momento. Pero tampoco vayas a pensar que esto es una fiesta en la que todo vale. Aceptar y respetar a cada persona implica límites, que los niños también deben conocer y aplicar para que toda relación pueda fluir adecuadamente, además (y muy importante) de conocer muy bien las etapas generales de desarrollo infantil para poder identificar las posibles señales de alerta que indiquen cualquier tipo de dificultad.

¿Sigues creyendo que es raro, abstracto o fácil? ¡Yo diría que es maravilloso!

¿La Psicomotricidad Relacional es Educación Vivenciada?

Es la demostración más clara de cómo podemos aplicar la educación vivenciada con los niños. Después de leer este post ya sabes que los circuitos de psicomotricidad (por lo general) no son nada vivenciales. Repetir unas acciones determinadas, impuestas por el adulto, repetitivas, nada individualizadas y aburridas no hace más que generar pseudoaprendizaje falto de emoción. Y eso ya sabes que se olvida. 

La sala de psicomotricidad (relacional) es el lugar idóneo para acompañar los descubrimientos que el niño hace a través de su cuerpo y en relación consigo mismo, con los demás y con el entorno que le rodea. Integrar el espacio y el tiempo, las dimensiones, las emociones y los límites a partir del placer de jugar para poder leer, escribir, pensar y sentir de una forma armoniosa y adaptada a las situciones cambiantes del día a día. Así que, parece que en la sala sólo jugamos, pero ahora ya sabes que hacemos mucho más.

Bernard Aucouturier y André Lapierre son los padres de la educación vivenciada y si quieres aprender más, te recomiendo el libro Los contrastes y el descubrimiento de las nociones fundamentales (1977), mucho ánimo y pasión para leerlo.

hay que saber perder el tiempo.png

Si todavía tienes alguna duda, quieres saber más, o quieres compartir tu experiencia/opinión, puedes dejar un comentario o escribirnos a lasaladepsico@gmail.com ¡Muchas gracias!

Por favor, NO PLAGIES. ¡En realidad no te beneficia! Seguro que eres lo suficientemente creativx para poder adaptar lo que has leído a tu experiencia y conocimiento. Si plagias estás engañando a la gente que lee tu publicación. Así que, puedes descargar y compartir este material con otras personas, siempre nombrando y reconociendo a La Sala de Psico, pero no puedes modificarlo de ninguna manera ni utilizarlo con fines comerciales. ¡Gracias!