Psicomotricidad Relacional Vs Psicomotricidad Dirigida

Muchas veces nos cuesta diferenciar de qué estamos hablando si nos referimos a psicomotricidad dirigida o relacional. Con estas claves, esperamos resolver tus dudas. 

 

1. El cuerpo en común pero, ¿qué cuerpo?

Lo psicomotor en referencia al desarrollo del cuerpo y el movimiento es el único factor común de estas dos vertientes tan diferentes. La psicomotricidad dirigida concibe el cuerpo separado de las emociones, lo percibe como una máquina al servicio del pensamiento y, por tanto, solamente se centra en su funcionalidad mecánica. La psicomotricidad relacional valora la globalidad de la persona, la interacción constante entre psique y cuerpo. Acepta y reconoce las pulsiones a nivel corporal, favoreciendo su evolución hasta los medios más abstractos de expresión. 

 

2. Diferentes creadores y defensores.

Aunque las dos vertientes comparten una historia común, es en los años 70 cuando se produce la principal  diferenciación que se mantiene hasta nuestros días. Picq y Vayer, junto a otros como Le Boulch y Defontaine fueron los principales precursores de la postura normativa o dirigida, mientras que Bernard Aucouturier y André Lapierre desarrollaron la psicomotricidad vivencial. En la actualidad, es Bernard Aucouturier a quien debemos toda la teoría de la psicomotricidad relacional y los continuos aprendizajes que de ella se derivan.

 

3. La psicomotricidad dirigida es estadística.

Se basa en normas de desarrollo generalizadas y utiliza la educación física para "normalizar" el desarrollo del niño. Intenta readaptar al niño a lo que está establecido. Se “juega” a lo que se supone que tiene que hacer el niño en su edad, dirigido por el adulto para responder a las obligaciones escolares que determina el currículum. Las actividades son planificadas y repetidas hasta que el niño las realiza igual que el resto del grupo, y si esto no ocurre, suelen plantearse problemas de desarrollo, comportamiento, socialización...


4. La psicomotricidad relacional es reflexiva y está abierta al niño.

Parte de la acción espontánea. La aceptación de los comportamientos del niño le permite expresarse sin culpa con sólo dos límites muy marcados: cuidarse a sí mismo y cuidar a los demás. El adulto acompaña, no diagnostica ni juzga, tampoco dirige, sino que confía en lo positivo del niño, permitiéndole comunicarse y relacionarse. Todo lo que ocurre en la sala tiene un sentido y no es improvisado, dando a cada niño el espacio y tiempo que necesita para conseguir sus propios objetivos. 

 

5. Autoridad y no autoritarismo.

Cada niño tiene un gran potencial de sabiduría en su interior. Sabe lo que necesita, cuándo y cómo lo necesita. Busca su autonomía, su bienestar y su felicidad. Y aunque puede parecer que la psicomotricidad relacional es demasiado libre, buscamos que el niño se desarrolle acompañado de figuras de autoridad - y no autoritarias - que le proporcionen confianza y seguridad para hacer y ser, en vez de temor y dudas que condicionen su acción en la búsqueda de la aprobación. En la sala nos podemos enfadar, pero no podemos pegar ni tratar mal a otras personas debido a nuestro enfado. Ese límite, que nace desde la autoridad, seguriza al niño - no puedo pegar, pero sé que tampoco me van a pegar, sino que me ayudarán a expresar mi enfado para que la otra persona me pueda entender- .

 

En La Sala de Psico creemos en la psicomotricidad relacional, en el potencial de cada niño y en lo alto y lejos que puede llegar si cambiamos nuestra mirada, le comprendemos y le ayudamos a hacer el bonito camino de la vida. Esperamos que este post te haya ayudado a conocer un poco más las diferencias entre lo que es relacional o no. 

Ya sabes, si tienes alguna duda o quieres compartir algo con nosotros, puedes dejar un comentario o escribirnos a lasaladepsico@gmail.com ¡Gracias! 

Por favor, NO PLAGIES. ¡En realidad no te beneficia! Seguro que eres lo suficientemente creativx para poder adaptar lo que has leído a tu experiencia y conocimiento. Si plagias estás engañando a la gente que lee tu publicación. Así que, puedes descargar y compartir este material con otras personas, siempre nombrando y reconociendo a La Sala de Psico, pero no puedes modificarlo de ninguna manera ni utilizarlo con fines comerciales. ¡Gracias!